El blog de José Barral
Insulario del nesófilo

Insulae Maris Nostri Mediterranei, Salve!
©  JB - Nov. 2005
_________
- Índices: cronológico y temático || In memoriam || Club AMQ || Links
___
- En actualización y revisión permanente, salvo textos impresos (scripta manent...)
- Los links internos no aparecen subrayados

Pazartesi, Temmuz 09, 2007

las entrañas de un monte abaluartado preñado de historia
[post nº 304]

Para solucionar el acuciante problema del tráfico rodado en Dalt Vila se ha propuesto construir un gran aparcamiento soterrado en el
      Baluarte de Santa Lucía (su estado en 1993)

Luís Llobet AMQ, presidente de la Asociación de Vecinos que promueve el proyecto, presentó recientemente a la Alcaldesa de Eivissa un estudio del ingeniero Eugenio Oñate (catedrático de la Escuela de Ingeniería de Barcelona) y de la arquitecta ibicenca Amelia Molina Marí. La intervención, que «no afectaría a las murallas y crearía 326 plazas de parking» en cinco plantas subterráneas, crearía también un centro cultural.

Vecinos de Dalt Vila proponen crear un aparcamiento bajo Santa Llúcia | Los detalles | Un complemento para Dalt Vila (Diario de Ibiza, Edición digital n. 3121, MIÉRCOLES 04 JULIO 2007)

Fernando Bertazioli AMQ, ilustre vecino de la ciudad amurallada, subscribe el proyecto en un artículo con sugerentes reminiscencias históricas de 1730: El Año del Trueno (Diario de Ibiza, 07/07/2007)

El Baluarte de Santa Lucía en las murallas renacentistas de la ciudad de Ibiza englobó el antiguo pequeño monte del lugar (puig de Santa Llúcia), que se erguía sobre Sa Penya, el puerto y La Marina. Dado que la escarpada estribación oteaba también la ciudad baja medieval se construyó una coracha como estratégico muro de separación.

varias casas sobre el 'Poggio di Sta. Lucia' figuran en un famoso plano de las murallas medievales
(G. B. Calvi, Il ritratto grande della fortezza de Iviça, 1554)


Si ahora se realizara una actividad constructiva, en el interior del mencionado baluarte, habría de tenerse muy en cuenta en esa intervención la existencia de seguros vestigios arqueológicos in situ sobre el montuoso solar: entre otros los restos de la antigua iglesia de Santa Lucía y de las casas documentadas cartográficamente en el siglo XVI, pero sobre todo de la medieval coracha (denominación que hoy conserva el topónimo urbano de sa Carrossa). La coracha ibicenca llegaba hasta el acantilado en que acaban baluarte y monte, ese abrupto escenario de un episodio de 1114 cuando se cita allí un Mal Salto en prueba topográfica de histórica tragedia.

texto codificado en refacción

3 Comments:

Blogger Salón de sol said...

Poder construir en esa delicada zona tan supuestamente llena de restos arqueológicos, les supondrá mucho tiempo si quieren hacer las cosas bien, no como en las autopistas famosas, que destrozaron tanto.
Quizás sería mejor que dejaran peatonal toda la zona amurallada (autorizando a ciertos vehículos), me resultaría menos descabellado.
Besos.

Salı, 10 Temmuz, 2007  
Blogger Juan Manuel Grijalvo said...

¿Qué pasaría si fuera posible acceder a cualquier punto de estas dos islas tan pequeñas usando transportes colectivos? Para mí, el taxi es un transporte colectivo, porque es usado por una pluralidad de pasajeros, aunque lo empleen sucesivamente. A partir de ahí, poseer un automóvil privado se vuelve superfluo. El único destino razonable de los fondos públicos es el transporte público.

En cuanto al aparcamiento del baluarte, está claro que no resuelve la accesibilidad del barrio. Si se hiciera, la red de galerías y ascensores que ha de resolver las comunicaciones de nuestra acrópolis sería tan necesaria como ahora o más. Los coches no pueden satisfacer la demanda de movilidad de Dalt Vila por las mismas razones por las que no están resolviendo las de Can Misses, ese barrio pensado como si la gente tuviera ruedas en vez de piernas.

El típico viaje en coche a “la compra semanal” implica que traemos diez o doce bolsas de plástico en el portabultos. ¿Cuántos paseos cuesta arriba desde el aparcamiento hasta la calle Mayor implica eso?

Una solución verdaderamente peatonal implica un “giro copernicano”: tenemos que dar movilidad a las personas y a las cargas útiles, no a los coches.

Estamos mareando la perdiz, como siempre. Este debate ya está en marcha en otros dos foros internáuticos, por lo menos. En mi opinión, éste es muy adecuado porque está especializado en el Patrimonio de la Humanidad… pero tiene el punto débil de que no se puede resolver la movilidad en Dalt Vila separándola de la del resto de Vila o de toda Eivissa. Los residentes de Dalt Vila necesitan un garaje porque necesitan un coche. Si les resolvemos las necesidades que teóricamente les resuelve el coche, ya no necesitan ni el coche ni el garaje, ganan calidad de vida y todos nos beneficiamos del atractivo turístico de una acrópolis verdaderamente emblemática que es al mismo tiempo verdaderamente habitable. Un barrio vivo, con calles transitadas por gente de verdad, es mucho más interesante que una ciudad-museo con casas que son simples fachadas sin nadie detrás.

Mi propuesta de siempre es organizar una reunión ambulante: todos los interesados quedamos en Es Peixet el domingo que viene a las nueve y media, desayunamos y nos vamos en grupo a ver las cosas sobre el terreno. Os hago ver los puntos de entrada y salida de la red de galerías y ascensores, cada uno se retira cuando le obliguen sus compromisos y los que queramos comentar la jugada en la sobremesa nos vamos a comer juntos. Con eso haremos más para ponernos de acuerdo que si seguimos dándole a la tecla en varios foros diferentes.

Pongo copia de este comentario en los demás foros.

Estoy en mi correo electrónico de siempre.

Çarşamba, 18 Temmuz, 2007  
Blogger Ceci said...

Desculpa escrever em portugúes, estou em Brasil, gosto de história, e de como focaliza os seus temas.
Bravo, entonces@

Salı, 22 Ocak, 2008  

Yorum Gönder

<< Home